Cuidado del producto

El cuidado de su arreglo de rosas eternas no requiere ninguna habilidad o conocimiento en botánica. Incluso si no tiene una excelente mano izquierda, podrá cuidar su ramo de rosas eterno.

Ya que la flor ha sido cortada en su pico de floración para que se mantenga en su mejor estado mediante procesos de estabilización natural que le permitan conservar su aspecto natural. 

Por tanto, no es nada recomendable regar y exponerlo a una fuente de luz . Es suficiente con almacenarlo en un lugar seco a temperatura ambiente    (entre 18 y 21 °) protegido de la luz solar directa.

Sin embargo, ocasionalmente es posible desempolvar su producto. Para ello, basta con equiparse con una microfibra ligeramente húmeda o un plumero y pasarlo delicadamente sobre la rosa.

No recomendamos agregar ningún tipo de producto que pueda usarse para darle brillo a tu ramo de flores, corres el riesgo de dañar y reducir la vida de tu producto.